El Anarquismo en Costa Rica (segunda parte)

Hacia fines de 1909 un grupo de intelectuales encabezados por Omar Dengo, Joaquín García Monge, Carmen Lira, el dirigente obrero Juan Rafael Pérez y otros, fundan el Centro de Estudios Sociales Germinal, como un centro de fuerza intelectual para la clase trabajadora. El Centro Germinal se encontraba instalado en un segundo piso, en las proximidades de la Rambla.

El Centro tenía como propósitos centrales establecer cursos libres de ciencias sociales, conferencias y sesiones públicas, organizó una biblioteca de consulta popular, dar veladas con representaciones de obras dramáticas de propaganda social, publicar y contribuir para que se publique; fundar centros de su misma índole, y establecer relaciones a nivel internacional y local con otros centros de similar importancia.

En 1913 bajo su dirección se organizó la Federación General de Trabajadores (CGT) nacionales. El Centro Germinal tenía las típicas características de las agrupaciones anarquistas; en su local estaba izada la bandera roja y negra, donde se congregaban por las noches obreros de los distintos talleres de la capital, en sus salas se colgaban los retratos de Emilio Zolá y de Eliseo Reclus.

Sus reuniones tenían la particularidad de ser informales, sin mesas directivas, y los miembros se esparcían por el local de reunión. Al comenzar cantaban un himno libertario llamado “Hijos del Pueblo”.

En esta reunión se estudiaban los sistemas de organización moderno de los trabajadores, de aquí salió la idea de la Federación. Éste centro no sólo impulsó la idea de una organización nacional de los artesanos y obreros del país sino que empujó la conciencia antipatronal.

El Centro ayudó a fortalecer las posiciones anarquistas, inculcando en los trabajadores las ideas anticlericales, el abstencionismo doctrinario, el antiparlamentarismo y el sindicalismo. Ideas que salían divulgadas en la revista Renovación. Así las ideas anarquistas contribuyeron a expresar con vehemencia el sentir de la clase trabajadora contra aquellos que les explotaban y oprimían.

Desarrolló también el Centro Germinal, lo que denominaron “propaganda revolucionaria”, trasladándose a las comunidades, distribuían panfletos, daban discursos y conferencias sobre temas y problemáticas de interés para los trabajadores y civiles en general.

El Centro Germinal quien desde su creación tuviera una estrecha y fraternal relación con los trabajadores y sus organizaciones impulsó en 1913 la celebración por primera vez del Primero de Mayo en Costa Rica. En el local del Centro Germinal, desde mediados de abril de ese año se reunían delegados de casi todas las asociaciones obreras a preparar la celebración del Primero de Mayo.

Se le incitaba a los trabajadores a suspender sus labores y a protestar contra todas las injusticias a las que son sometidos los trabajadores en el mundo, recordando los acontecimientos de Chicago cuando los trabajadores norteamericanos en 1886 realizaron una huelga para reducir la jornada diaria de trabajo a ocho horas máximo, y fueron masacrados.

Los organizadores consideraban pertenecer a un movimiento obrero mundial, que sobrepasaba no sólo las fronteras geográficas, sino religiosas, de raza, de nacionalidad e ideas políticas. Esto se evidencia tanto en el manifiesto de invitación para celebrar el Primero de Mayo como en los discursos pronunciados por el motivo.

No faltaron los obstáculos para la realización de esta celebración clasista, sin embargo este 1° de Mayo se tradujo en concentración de fuerza y de la clase trabajadora costarricense. Es sobre la base de esta tradición de la clase trabajadora e intelectual anarquista que la OAC, promueve el restablecimiento de lo que denominará en adelante Centro de Estudios Anarquistas Germinal en Costa Rica.

El Centro de Estudios Anarquistas Germinal es en su concepción más original, reivindicado por la Organización Anarquista Comunista de Costa Rica, como el órgano responsable por la extensión y difusión político ideológica anarquista, así como por la acción social y cultural ácrata,

tal y como lo realizó el Centros Germinal en Costa Rica y los Centros Germinal en otras latitudes mundiales.

De los principios del CEAG:

En tanto que:
La libertad,
El apoyo mutuo,
La solidaridad humanista,
La autogestión,
El respeto a la diversidad cultural y la diferencia,
El internacionalismo,
El trabajo cooperativo y coolaborativo,
La democracia directa,
La descentralización y
La participación son principios rectores de una sociedad y un estilo de vida anarquista, estas serán guías o principios orientadores del Centro de Estudios Anarquistas Germinal.

De sus fines y acciones principales:
El Centro de Estudios Anarquistas Germinal es un órgano responsable por la formación y desarrollo integral de los/as miembros de la OAC.
Busca la libre participación de sus miembros en acciones de extensión, difusión social y cultural de la visión de mundo anarquista.
Para este fin buscará articular los recursos materiales e intelectuales del acervo ácrata internacional y local.
El CEAG buscará fomentar y promover actividades en el marco de una cultura libertaria.
EL CEAG respaldará consciente y militantemente en sus actividades a la OAC costarricense.
El CEAG, es parte activa y coherente de la tradición libertaria de Centros Germinales y Ateneos Libertarios en el contexto mundial.
Serán símbolos y emblemas del CEAG, todos aquellos utilizados y reivindicados por la cultura libertaria mundial con los cuales se identifiquen libremente sus miembros.
La investigación de la historia del anarquismo local, publicaciones y apoyo a las iniciativas propagandísticas ácratas, así como el estudio y capacitación continua de sus miembros, serán de interés permanente para el CEAG.
La divulgación impresa de las actividades y acciones por realizar será hecha por medio del órgano impreso de la OAC, llámese Periódico Anarquista Agitando Mentes.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Fracasados.

Akratas Blog dijo...

Fracasado el sistema capitalista consumista que hoy en dia gracias a sus politicas destructivas se encuentra sumido en la mas grande depresion economica, una crisis de liderazgo y sin ideas claras para el futuro.

Fracasado tu y tu comentario anonimo!

Anónimo dijo...

Apoyar al comunismo, es apoyar a la pobreza, al desempleo, a la falta de superacion y al ocio. Despertemos ya y entendamos que el comunismo fue lo peor que el ser humano pudo haber inventado y dejemos por un lado a los fracasados que todavia siguen divulgando esta estupidez

Anónimo dijo...

Tenés razón. ..por algo crucificaron a jesús...gente como vos que lo identificó como el primer y legítimo comunista! !!